viernes, 20 de marzo de 2015

Deborah Berebichez

El mito o cliché sobre la incompatibilidad entre inteligencia y belleza es recurrente, originado en parte, por la influencia de programas televisivos y películas que han caracterizado a los científicos como personas desaliñadas, distraídas, introvertidas y –sobre todo- poco agraciadas físicamente.

Este mito lo derriba Deborah Berebichez, la primera mujer mexicana graduada en un doctorado en Física de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, que además de crear un sistema de comunicación basado en la emisión de ondas de tiempo reversible y de colaborar con el premio Nobel de Física, Robert Laughlin, también desarrolló una exitosa carrera de modelaje.

“Cuando dejé la Ciudad de México y llegué a Nueva York a estudiar Física se me presentó la oportunidad y comencé a modelar para catálogos y en pasarelas”, relata Berebichez. “Siempre he sido una persona muy femenina, me gusta la moda, bailar y el teatro, de manera que alternar entre el laboratorio de Física y los desfiles de modas fue una experiencia que disfruté bastante”.

Aunque en apariencia divertida, su vida entre el rigor de las ciencias exactas y el glamour de la moda la llevó a enfrentar algunas situaciones difíciles. “El mundo de la moda es superficial, frívolo, entonces los fotógrafos dudaban de mi compromiso, si yo realmente quería seguir modelando, porque ya me había graduado con honores en física”.

Y en el ambiente académico la situación que vivió fue similar: “Me daba pánico que en la universidad se enteraran que yo estaba modelando para un catálogo, era un ambiente dominado por hombres y ellos también me habrían cuestionado”, recuerda.

Para evitar preguntas incómodas sobre su vocación por la Física y su gusto por el modelaje, decidió guardar este último en secreto mientras estudiaba su doctorado e impartía clases en dos universidades.

Después de cursar dos post doctorados en nanotecnología, Berebichez inició en 2006 una activa labor de divulgación científica con la conducción de programas en Discovery Channel y National Geographic, que alterna con conferencias dirigidas a inspirar y motivar a que mujeres jóvenes se interesen en las ciencias exactas.


“Me apasiona impartir conferencias y divulgar la ciencia, principalmente entre mujeres, que independientemente de su actividad, siempre me gusta expresarles que serán más bellas entre más conocimientos tengan, porque la belleza externa está completamente conectada con la belleza interna”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Calificaciones