lunes, 31 de octubre de 2011

Las arañas nos vigilan


Que apropiado hablar de arañas un día como hoy, ¿verdad? Por cualquier sitio que vayamos, hoy que es Halloween, seguro que vemos alguna… pues cuidado porque, aunque sean de plástico, miles de ojos te vigilan.
Una nueva investigación, publicada en Journal of the Royal Society Interface, ha encontrado que las arañas sólo son superadas por las cucarachas cuando se trata de detectar vibraciones. Son capaces de detectar los movimientos y los cambios de flujo de aire, aunque sean casi indetectables son suficientes para la estimulación de la araña.
De hecho, todo el cuerpo de una araña está diseñado para detectar casi cualquier cosa o animal que pudiera cruzarse en su camino.
La araña tiene más de 3000 sensores de presión integrados por diferentes partes de su exoesqueleto, pero la mayoría de ellos se encuentran en las patas y órganos compuestos, como los receptores de vibración, cercanos a las articulaciones
Dice el co-autor Friedrich Barth, uno de los mayores expertos del mundo de las arañas.
Los sensores de las arañas consisten en diminutas aberturas de los órganos que reciben información sobre los movimientos locales.
Los científicos determinaron que la sensibilidad de dichas aberturas se encontraba a nivel nanométrico, disminuyendo gradualmente a medida que disminuye la longitud de la hendidura.
El equipo centró sus investigaciones en las hembras adultas de las grandes especies de América Central, como Cupiennius salei. Dado su tamaño e impresionante talento para la caza, es una especie favorita para este tipo de estudios.
Esta araña en particular no construye telarañas para atrapar a sus presas, sino que es una depredadora nocturna.
Nuestra araña recibe vibraciones a través de las hojas de las plantas, la fuente del estímulo es inducida dentro de un cierto rango significativo de frecuencias
Por lo tanto, las arañas pueden detectar la presencia de un humano u otro animal y a menos que nuestros movimientos se parezcan a los de los de la presa típica, lo probable es que la araña no ataque.
Con esta sensibilidad para detectar las vibraciones estarían perdiendo tiempo en búsquedas inútiles, si no fuera por su capacidad para ajustar la información sensorial.
Aunque el mundo de las arañas es asombroso e interensantísimo, esta investigación tiene como objetivo la mejora de la biosensores para uso en aplicaciones médicas, militares u otras posibles aplicaciones industriales.
Ya tienen una curiosidad que contar esta noche, a lo mejor conseguís un ligue ¿quién sabe?
¡Feliz Halloween y Día de Muertos!

jueves, 27 de octubre de 2011

Hasta los huesos

Iniciando las festividades de día de muertos una animación estupenda, disfrútenla!


martes, 25 de octubre de 2011

Las hormonas eligen nuestra carrera

¿Profesor? ¿Piloto? ¿Médico? ¿Físico? ¿Ingeniero? ¿Trabajador social? ¿Periodista? Las hormonas sexuales condicionan las profesiones que preferimos ejercer, según concluye un estudio realizado por psicólogos de la Universidad Penn State (EE UU).

“Nuestras hormonas condicionan si mostramos más interés por carreras universitarias basadas en el trabajo con cosas o por aquellas basadas en el contacto con personas”, aseguran Sheri A. Berenbaum y sus colegas, que publican sus condiciones en la revista Hormones and Behavior. Estudiando las diferencias de pacientes femeninas que sufren Hiperplasia Suprarrenal Congénita (HSC), una enfermedad genética que se caracteriza por una superproducción de andrógeno, una hormona sexual masculina. La investigación reveló que estas mujeres estaban más interesadas en estudiar carreras relacionadas con "trabajar con cosas" (ingenierías, carreras tecnológicas, matemáticas…) . El grado de interés en el primer grupo de estudios universitarios era directamente proporcional a la cantidad de andrógeno al que las pacientes habían estado expuestas a lo largo de su vida. “Hemos aprovechado un experimento natural que muestra que estos intereses empiezan a desarrollarse desde que nacemos”, concluye Berenbaum.

Según la investigadora, las mujeres sanas no expuestas a altos niveles de andrógenos normalmente tienden a elegir ocupaciones que implican la interacción con otras personas, como trabajadora social, profesora, enfermera, abogada... Los hombres, por el contrario, suelen mostrar mayor predisposición a escoger profesiones como ingeniero, físico, piloto o cirujano.

domingo, 23 de octubre de 2011

Rumania

Esta semana continuamos nuestro viaje por la antigua Europa y llegamos a una tierra bella y remota. Tiene bellos paisajes y atractivos, disfrútenla!!!
Rumania

martes, 18 de octubre de 2011

La miel

video platformvideo managementvideo solutionsvideo player

7 comidas que existen gracias a los microbios

Por Miguel Alejandro Campero


Los microbios no siempre son nuestros enemigos. Los hay benignos, y algunos de ellos incluso destacan por su capacidad para ayudarnos en la producción de diversos alimentos y bebidas, por ejemplo, agriar la leche y producir yogur, u obtener la cubierta blanca característica del queso Brie o el color azul del queso Roquefort. 
Ahí van 7 de esos alimentos que no existirían sin ellos:

1. Queso: Las bacterias producen ácido láctico, que sirve inicialmente para espesar la leche. Las bacterias también determinan el sabor de los quesos más adelante, en el proceso de maduración. Estos microorganismos influyen en el proceso de acidificación (disminución de pH), imprescindible para otorgarle al queso sus características propias (textura, sabor y aroma) e impedir el desarrollo de bacterias dañinas. Algunas de estas bacterias tienen la propiedad de producir gas carbónico, que queda atrapado en algunos quesos dando características particulares a estos como el emmental y queso gruyere, es decir, sus agujeros.

2. Cerveza: La levadura (Saccharomyces cerevisiae), una vez añadida al mosto, un líquido hecho de cebada, lúpulo, el azúcar y el agua, convierte el azúcar del mosto en alcohol y dióxido de carbono (las burbujas en la cerveza).

3. Pan: También se hace uso de la levadura, a pesar de que los subproductos de la fermentación de la levadura de la masa son agua y dióxido de carbono.


4. Vino: Al igual que la cerveza, el vino se hace con levadura, pero en lugar de lúpulo y la cebada, el material inicial son las uvas.

5. Encurtidos: los pepinos se fermentan con las bacterias productoras de ácido láctico, lo que da a las salmueras su sabor amargo, y también previene de las cepas de las bacterias dañinas. Los microbios utilizados:Enterobacter aerogenes, Lactobacillus brevis y L. plantarum, Leuconostoc mesenteroides, Pediococcus cerevisiae, Enterococcus faecalis

6. Olivas: Básicamente no comestibles hasta que se fermentan, las aceitunas son fermentadas con bacterias productoras de ácido láctico, incluyendo Lactobacillus brevis, Lactobacillus plantarum y Leuconostoc.

7. Yogurt: Los microbios literalmente agrian la leche. Los microbios utilizados: Lactobacillus bulgaricus y / oacidophilus y Streptococcus thermophilus.



miércoles, 5 de octubre de 2011

Acatina

Este molusco infinitamente peligroso se ha extendido por el mundo tropical


Este caracol terrestre gigante es originario de África oriental. En resumidas cuentas, este animalito no tendría nada de particular en sí mismo si no se hubiese dedicado, por desgracia, a proliferar a expensas de los cultivos agrícolas de legumbres.


No se sabe con certeza quién trajo la acatina desde otros horizontes, ni por qué. Hacia 1800, este caracol hizo su aparición en la isla Mauricio, donde comenzó a devastar los cultivos. Su facultad de adaptación es increíble. Solamente se necesitan algunos individuos para producir una descendencia innumerable que coloniza los nuevos medios en muy poco tiempo.


Las únicas necesidades reales de la actina son una temperatura superior a 24°C y una elevada humedad atmosférica. Todas estas condiciones se encuentran reunidas en los países tropicales, de modo que nuestra acatina no se ha hecho del rogar para invadirlos uno tras otro y pulular por ellos como el peor de los azotes.


Todo el sudeste de Asia está infestado de este huésped indeseable. La única utilidad de la acatina ha sido la de servir de alimento a las tropas japonesas en Nueva Guinea y en muchas otras islas del Pacífico durante la última guerra.


Prácticamente todos los cultivos han padecido seriamente las devastaciones de la acatina, cuya abundancia es inimaginable. En ciertas regiones de la jungla de Java, se puede andar literalmente sobre un tapiz de conchas de acatina. En muchos lugares, las carreteras se han vuelto deslizantes por el revestimiento de mucosidad depositado por millares de acatinas en el curso de sus peregrinaciones nocturnas. Todos los sistemas para combatir esta plaga han resultado ineficases.


Grupo: Moluscos
Clase: Gasterópodos
Orden: Estilomatóforos
Familia Acatinidos
Genero y especie: Achatina fulica (acatina)

Calificaciones