lunes, 9 de mayo de 2016

La distribución de los genitales femeninos incide en el orgasmo

En relaciones heterosexuales, el orgasmo femenino es menos común que el masculino y si bien hay factores emocionales presentes, en general, muchas mujeres no logran conseguir el orgasmo mientras mantienen relaciones sexuales a través de la penetración por cuestiones más bien de nivel anatómico.

Científicos quisieron saber cómo la forma de la vulva influía en las posibilidades de obtener un orgasmo durante la penetración y para ello realizaron un estudio muy interesante.

Es importante explicar que la vulva es el conjunto de órganos sexuales de la zona genital femenina a la que solemos llamar incorrectamente vagina, ya que lo correcto es indicar que esta última es donde se produce la penetración y solo su abertura corresponde a los genitales externos.


¿Cómo la distribución de la vulva incide en las probabilidades de tener un orgasmo?Parte importante de las mujeres confiesa haber fingido un orgasmo más de una vez y no son pocas las que simplemente no pueden experimentarlos durante la penetración o nunca han tenido uno.

Una investigación publicada en la revista Clinical Anatomy investigó la relación entre los orgasmos y las particularidades de la vulva de cada mujer, incluyendo laseparación entre la apertura de la uretra y clítoris, ya que pocas mujeres pueden obtener un orgasmo sin la estimulación directa de este último.

Para ello a través de una resonancia magnética se examinaron los genitales de un grupo de mujeres divido según su capacidad de obtener orgasmos durante la penetración, procurando averiguar si las diferencias anatómicas tenían algún rol en lograr el clímax.

Los investigadores detectaron que la diferencia entre poder lograr un orgasmo mediante penetración estaba en la distancia entre clítoris y la apertura de la uretra, es decir la zona por donde sale la orina.

¿Cuál es la anatomía perfecta para conseguir un orgasmo por penetración?

Cuando hablamos de orgasmo femenino es necesario indicar que la mujer promedio no logra alcanzarlo solo mediante la penetración de la vagina (ya sea la de un pene, un dildo o cualquier otra cosa), sino que requiere cierta fricción y estimulación del clítoris, incluso hay científicos que afirman que el orgasmo vaginal no existe.

La doctora Maureen Whelihan, una ginecóloga que participó de la investigación, indicó que las posibilidades de tener un orgasmo durante la penetración dependen bastante de la distancia entre el clítoris y apertura de la uretra.

El clítoris se encuentra justo en la apertura de los labios mayores de la vulva, mientras que el segundo está ya dentro, pero mas cerca del clítoris que de la vagina.

Examinando los genitales de aquellas mujeres que sí lograban el orgasmo durante la penetración, los investigadores dieron con un número mágico, ya que ellas tenían una distancia de 2,5 centímetros o menos entre el clítoris y la apertura de la uretra.
Quienes están en el grupo cuya distancia está entre los 2,5 y 3 centímetros tienen más dificultades para llegar al clímax y una distancia mayor le hace imposible, ya que la penetración no logra estimular el clítoris durante el acto.

El no tener esa distancia «óptima» en la vulva no significa que el orgasmo esté descartado, lógicamente. De hecho, la penetración siquiera es necesaria y existen múltiples alternativas. Te invitamos a compartir esta información con tus amigos y amigas ya te lo van a agradecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Calificaciones