viernes, 30 de junio de 2017

Sangre (I)

Composición de la sangre
La sangre está formada por el plasma y los elementos celulares –eritrocitos, leucocitos y plaquetas – que se hallan suspendidos en el plasma.

El volumen sanguíneo total, es de alrededor del 8% del peso corporal total, lo que equivale a 5,6 litros en un hombre de 70 Kg.
Aproximadamente el 55% del volumen corresponde al plasma y el 45% restante, a las células sanguíneas.

El porcentaje de sangre que corresponde a las células se llama hematocrito. El hematocrito se determina centrifugando sangre en un tubo calibrado. La calibración permite la lectura directa del porcentaje de células. 

La viscosidad (resistencia al flujo) de la sangre normal es aproximadamente tres veces la del agua. Un hematocrito aumentado incrementa notablemente la viscosidad de la sangre.

El pH de la sangre es ligeramente alcalino, de 7,35 para la sangre venosa y 7,4 para la sangre arterial.

Plasma
El plasma es una solución constituida por un 90% de agua y un 10% de solutos. Entre los solutos se halla un inmenso número de iones, moléculas inorgánicas y moléculas orgánicas en tránsito hacia diversas partes del cuerpo o que ayudan en el transporte de otras sustancias.
Las proteínas plasmáticas constituyen la mayor parte de los sólidos del plasma. Muchas de ellas son sintetizadas en el hígado. Las proteínas plasmáticas no son sustancias en tránsito, sino que funcionan dentro del torrente circulatorio.
Las proteínas del plasma pueden ser separadas por distintos métodos. Por ejemplo, la electroforesis, consiste en someter a las proteínas a migración en un campo eléctrico. A determinado pH, las diferentes proteínas migran de acuerdo con sus cargas. 

Eritrocitos
Los eritrocitos, también llamados glóbulos rojos o hematíes, son discos bicóncavos que, en los mamíferos, pierden su núcleo antes de pasar a la circulación. Su vida media en la sangre es de aproximadamente 120 días. En promedio, se cuentan alrededor de 4,5 millones de eritrocitos por microlitro o milímetro cúbico (mm3) de sangre en la mujer y 5,5 millones en el varón.

Los eritrocitos contienen la hemoglobina, un pigmento rojo encargado del transporte de oxígeno, y en menor medida de dióxido de carbono, en la sangre. La hemoglobina es una proteína conjugada formada por cuatro cadenas polipeptídicas de globina, cada una de las cuales está unida a un grupo químico denominada hemo (el grupo prostético o no proteico de la proteína). En el centro del grupo hemo hay un átomo de hierro, donde se enlaza la molécula de oxígeno.
Al cabo de su ciclo vital, cuando los glóbulos rojos son destruidos por los macrófagos, el hierro de la hemoglobina es reciclado y los restos del grupo hemo se convierten en bilirrubina libre, liberada hacia el plasma. Una parte de la bilirrubina será excretada finalmente por riñón y otra parte a través de la bilis.

Las anemias son un grupo de enfermedades que obedecen a múltiples causas y se caracterizan por una disminución en el número de glóbulos rojos y/o la concentración de hemoglobina en sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Calificaciones