lunes, 31 de agosto de 2015

Agua en el desierto

Enviado por Sureli Olvera

El prototipo de esta máquina es capaz de producir 3 mil litros de agua potable al día, incluso en la sequedad del más pleno desierto.

Su inventor, Enrique Veiga, es un ingeniero frigorista de 75 años, oriundo de Sevilla, España, que se las ingenió para desarrollar un mecanismo capaz de extraer la humedad del aire y transformarla en agua. La revolucionaria máquina emplea la misma cantidad de electricidad que una lavadora doméstica para crear autónomamente agua potable, de características similares al agua de lluvia.

«El principio físico del que parte es simple, el de condensación de vapor de agua, que es lo que sucede, para que nos entendamos, con los aparatos de aire acondicionado domésticos. Claro, esto resultaría muy evidente en atmósferas con un gran porcentaje de humedad, lo complicado es desarrollarlo en condiciones de sequía extrema», explica el inventor.

Para llegar al prototipo actual, de máximo rendimiento, Viega señala que el trabajo fue arduo: «Comencé a trabajar en la máquina hace veinte años, la primera patente es de 1995, a raíz de una sequía que atravesaba España y que me hizo ponerme a trabajar en esto». Una de las primeras máquinas fabricada ya se encuentra funcionando en Namibia, África.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Calificaciones