lunes, 18 de enero de 2016

Innovador implante de cadera es desarrollado con huesos bovinos

Enviado por Sahian M. Mondragón
Un equipo de investigadores del Centro Nacional de Proyección Térmica (CENAPROT), perteneciente al Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV) Unidad Querétaro, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), actualmente desarrolla un implante creado a base de huesos bovinos para sustituir por completo la cadera.

En años recientes nuestro país ha tenido una gran demanda de esta clase de implantes, con alrededor de 200 mil casos anuales a un costo muy alto, señaló Juan Muñoz Saldaña, responsable del CENAPROT .

El experto destacó en entrevista que la mayoría de las prótesis que se colocan hoy en día son fabricadas con materiales metálicos de cobalto o titanio.

Asimismo, indicó que dichos reemplazos comerciales cuentan con un recubrimiento cementado con polimérico, situación que muchas veces propicia un rechazo por parte del cuerpo.

“Generalmente hay que cortar el fémur del paciente y, si el implante genera rechazo, puede ocasionar problemas mayores como infección en el hueso, entre otros, que incluso pueden ser más graves que los que originalmente tenía el paciente“, apuntó el especialista.

Por esta razón, Muñoz Saldaña refirió que su invento utiliza materiales biológicos o biodesechos (como el hueso de bovino), para aprovechar sus propiedades biocompatibles una vez que se aplica el recubrimiento compatible.

El investigador detalló que el hueso bovino sufre un proceso químico a partir del cual se obtiene la hidroxiapatita, material cerámico con propiedades biocompatibles que favorecen el proceso de regeneración ósea.

“El procesamiento de hidroxiapatita con técnicas de rociado térmico no es algo nuevo en el mundo, sin embargo, las técnicas usadas, normalmente por métodos basados en alto vacío, son muy costosas tanto en infraestructura como en operación“, subrayó.

Con respecto a lo anterior, Muñoz Saldaña aseguró que el proyecto permitiría reducir los costos de producción y venta en los implantes de cadera, pues se implementarían técnicas de bajo costo para su producción.

“Si queremos convencer a la industria mexicana, que normalmente son empresas pequeñas o medianas, necesitamos implementar técnicas más económicas, ya que éstas no pueden invertir en una decena de millones de pesos, eso implicaría recuperar su dinero en un plazo muy grande“, enfatizó.

El académico del CINVESTAV prevé que el implante tenga el doble de vida útil, en contraste con las prótesis cementadas que tan solo duran cerca de 10 años.

Expuso que todavía faltan unos años para que esta innovación pueda comercializarse, ya que se encuentra en la última etapa de las pruebas in vitro para después iniciar su evaluación en humanos.

El implante es creación de la compañía mexicana Mextrauma, en colaboración con el CINVESTAV, y cuenta con el respaldo del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Calificaciones