lunes, 4 de enero de 2016

Hacia la eliminación del VIH

Enviado por Alexis Gabriel Suarez Gómez

Moléculas de diseño dirigidas tanto a las células T asesinas como a las células infectadas por el VIH que contienen la proteína de envoltura viral (Env) pueden inducir la muerte de las células infectadas por el VIH.La terapia antirretroviral actual puede mantener el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) bajo control y prevenir el sida en la gran mayoría de los pacientes tratados, pero como es incapaz de eliminar los reservorios virales y curar la infección, los pacientes tienen que permanecer en el tratamiento de por vida y hacer frente a los posibles efectos secundarios de los fármacos y la inflamación crónica debido a la infección viral de bajo nivel.

Ahora, un estudio publicado en PLoS Pathogens informa de que moléculas de diseño dirigidas tanto a las células T asesinas como a las células infectadas por el VIH que contienen la proteína de envoltura viral (Env) pueden inducir la muerte de las células infectadas por el VIH y reducir aún más los niveles de expresión del VIH detectable en las células de sangre tomadas de pacientes con VIH en tratamiento antirretroviral.

Esta estrategia de "golpear y matar" para eliminar el VIH combina la activación farmacológica de la expresión del VIH latente para hacer a las células infectadas visibles para el sistema inmunológico con la subsiguiente matanza inmune.

Trabajando en el escalón de "matar", un equipo de investigadores dirigido por Scott Koenig, de MacroGenics, en Rockville, Estados Unidos, y Tomas Cihlar, de Gilead Sciences, en Foster City, Estados Unidos, diseñó y evaluó biomoléculas específicas llamadas de doble 'Dual-Affinity Re-Targeting' (DART).

Las moléculas tienen dos brazos: el primero se une específicamente a la proteína Env del VIH, y el segundo a CD3, una molécula citotóxica (o asesina) que se encuentra en las células T. En contraste con el uso de una estrategia de matanza que se basa en las células T asesinas específicas para el VIH, el brazo DART de unión a CD3 potencialmente puede reclutar y activar cualquier tipo de células T asesinas, montando de esta manera un ataque mucho más amplio sobre las células diana Env que expresan.

Sobre la base de seis anticuerpos anti-Env diferentes, los investigadores generaron un conjunto de moléculas DART y las probaron en una mezcla de células T CD4 en reposo aisladas de donantes e infectadas con el tipo salvaje del VIH y células T CD8 sin estimular de los mismos individuos.

A diferencia de líneas de división celular o modelos de latencia estimulados por mitógenos, los científicos sostienen que estas células pueden aproximarse mejor a las que están en estado de descanso y en correspondencia con niveles bajos de Env expresada en las células de reservorio de las personas infectadas por el VIH en tratamiento antirretroviral.

Los investigadores encontraron que la co-participación mediada por DART de las células efectoras CD4 y CD8 infectadas por el VIH provocó la activación de las células efectoras y la muerte de las célula diana. Además, demostraron que las moléculas DART fueron capaces de reducir el nivel de expresión del VIH ex vivo en células sanguíneas aisladas de participantes infectados por el VIH en supresión del tratamiento antirretroviral, lo que sugiere que se produce la matanza de las células del reservorio en la que media DART.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Calificaciones