domingo, 30 de abril de 2017

Sistema Nervioso (I)

Organización general del sistema nervioso
El sistema nervioso es el principal sistema de relación y control que han desarrollado los animales y que ha alcanzado su máxima expresión en los mamíferos, especialmente en el hombre.


Es el encargado de captar la información proveniente del medio externo y del medio interno, centralizar y procesar dicha información y elaborar respuestas coordinadas que no solo permitan armonizar las funciones internas sino también ajustar el organismo al ambiente que lo rodea. 

Las respuestas y cambios producidos por el sistema nervioso son rápidos, ocurren en fracciones de segundo. 

El sistema nervioso es muy plástico, pues además de coordinar funciones innatas, también almacena información (memoria) y modela sus funciones a partir de la experiencia, posibilitando las modificaciones del comportamiento a las que llamamos aprendizaje.

En el funcionamiento del sistema nervioso se interrelacionan los siguientes elementos:
• Estímulo. Es cualquier cambio físico o químico producido en el medio externo o en el medio interno, que el sistema nervioso pueda detectar. Por ejemplo: luz, temperatura, presión, sonido, osmolaridad.
• Receptor. Es la estructura especializada para captar un determinado tipo de estímulo. Por ejemplo: fotorreceptores de la retina, receptores de dolor en la piel, osmorreceptores en los vasos sanguíneos.
• Vía sensitiva o aferente. Es la estructura por la cual la información entrante o aferente, también llamada sensitiva, viaja desde el receptor hasta un centro nervioso.
• Centro integrador. Es el órgano del sistema nervioso donde se centraliza información aferente y se elabora la respuesta adecuada.
• Vía motora o eferente. Es la estructura por la cual viaja la información necesaria para producir una respuesta, desde el centro integrador hasta el órgano efector.
• Órgano efector. Recibe la información eferente y efectúa una acción en consecuencia. Los órganos efectores son músculos o glándulas.
• Respuesta. Es la acción ejecutada por el órgano efector.



Divisiones anatómica y funcional del sistema nervioso
Desde el punto de vista anatómico, el sistema nervioso (SN) se divide en sistema nervioso central (SNC) y sistema nervioso periférico (SNP). El SNC está formado por los órganos que, en conjunto, forman el encéfalo y se encuentran protegidos por la caja craneana: cerebro, cerebelo, protuberancia anular y bulbo raquídeo; más la médula espinal o raquis , protegida por la columna vertebral. Todos ellos están envueltos por tres membranas: duramadre, aracnoides y piamadre, colectivamente llamadas meninges.

Órganos del SNC





El SNP está formado por los nervios, que conectan el SNC con los órganos, y los ganglios nerviosos. Los nervios que nacen del encéfalo se denominan nervios craneales y son 12 pares. Los nervios que nacen de la médula espinal son los nervios raquídeos, en total 31 pares.



Desde el punto de vista funcional, el SN ha sido dividido en un sistema nervioso de la vida de relación o somático, que nos conecta con el entorno, y un sistema nervioso autónomo, que coordina las funciones viscerales. Sin embargo, esta división no tiene un correlato anatómico exacto, ya que un mismo nervio puede conducir al mismo tiempo información procedente del exterior o del interior del cuerpo o inervar tanto estructuras somáticas como viscerales. Además, todas las aferencias o información sensitiva se interconectan a nivel del SNC.

Los estímulos externos e internos son captados en distintos tipos de receptores especializados: exteroceptores, propioceptores y vísceroceptores.
La información procedente del medio externo es captada por los exteroceptores ubicados en la piel, que registran presión, tacto, dolor, frío y calor y por los órganos de los sentidos especiales, como las papilas gustativas de la lengua, los receptores olfatorios de la mucosa nasal, los receptores del oído interno y los fotorreceptores (conos y bastones) de la retina.

La información procedente de los músculos y articulaciones es captada por los propioceptores.

La información procedente de las vísceras es recibida en los vísceroceptores.
Toda esta información llega por medio de vías aferentes, que transcurren en parte dentro de los nervios y en parte dentro del SNC, a algún centro sensitivo ubicado en el SNC.

En el SNC se integra toda la información recibida y se establece la conexión con los centros motores, ubicados también dentro del SNC. Desde los centros motores parte información eferente o motorahacia los efectores. La información motora viaja en parte dentro del SNC y en parte por el interior de los nervios, hasta llegar a los efectores.

Los efectores son los músculos esqueléticos, el músculo liso visceral, el músculo estriado cardíaco y las glándulas. Las vías eferentes o motoras que llegan a los músculos esqueléticos forman el sistema nervioso motor somático. 

Las vías eferentes o motoras que llegan al músculo liso visceral, al músculo cardíaco y a las glándulas, forman el sistema nervioso autónomo o neurovegetativo, que como veremos más adelante, tiene dos divisiones: el sistema simpático y el parasimpático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Calificaciones