jueves, 17 de noviembre de 2016

La locomoción en Protozoos


Los protozoos se mueven de diversas formas.

Clasificación de los protozoos según su modo de desplazarse

Rizópodos: Poseen pseudópodos (falsos pies), que son prolongaciones de la célula que les sirven para el movimiento y para alimentarse. Un ejemplo característico es la ameba. También los foraminíferos (con un caparazón por cuyos orificios salen los pseudópodos) y la Entamoeba histolítica, que produce la disentería, enfermedad propia de los países tropicales y que produce unas diarreas muy intensas.

Ciliados: Se desplazan por cilios, filamentos cortos y numerosos que rodean su cuerpo. Pueden poseer dos núcleos. Como ejemplos podemos citar el Paramecio y la Vorticela.


Tripanosomas en sangre
Flagelados: Para moverse utilizan unos filamentos largos y poco numerosos, llamados flagelos.

Muchos son de vida libre y otros son parásitos, como el Tripanosoma, que produce la enfermedad del sueño.

El tripanosoma es transportado por la saliva de la mosca tsé-tsé, que contagia al picar a otros seres vivos.

Esporozoos: Son todos parásitos de células. Carecen de órganos de locomoción. Se reproducen por división múltiple, formando numerosas esporas. Un representante es el Plasmodio, que produce la malaria, también llamada paludismo, es una enfermedad de los glóbulos rojos de la sangre. El plasmodio es transmitido por la hembra del mosquito Anopheles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario